¿Quiere tener su equipamiento informático en perfecto estado?. La mejor forma de evitar fallos, pérdidas de datos y de tiempo es una buena prevención. Es muy recomendable hacer un chequeo periódico a sus equipos: al menos una vez al año es aconsejable limpiar por dentro los equipos y engrasar ventiladores… También es aconsejable eliminar archivos temporales, comprobar el buen funcionamiento de antivirus y cortafuegos, depurar la configuración del sistema operativo, etc…

Nosotros le ofrecemos diversos tipos de mantenimiento, adaptándonos a sus necesidades: mantenimientos por meses o por horas, con tiempos de respuesta rápidos o super rápidos. Da igual el número de equipos: le encontraremos el mantenimiento más adecuado a su presupuesto.

Una buena prevención le puede ahorrar muchos gastos en reparaciones, mucho tiempo perdido y muchos disgustos…