En la Unión Europea las empresas fabricantes, mayoristas, distribuidores, etc… de aparatos eléctricos y electrónicos están obligadas por ley a reciclar todos estos aparatos cuando llegan al final de su vida útil. Las pequeñas empresas minoristas, como la nuestra, debemos recoger los equipos viejos de nuestros clientes cuando estos nos compren un equipo nuevo.

En Legiotek recogemos los equipos informáticos obsoletos de nuestros clientes para luego llevarlos a puntos de recogida especializados y así asegurar una correcta gestión medioambiental. Esto no supone para los clientes de Legiotek coste alguno, ni se les obliga a comprar un equipo nuevo al devolver el viejo.

Más aún: en Legiotek hacemos un esfuerzo adicional porque antes de reciclar todos esos equipos informáticos los comprobamos e intentamos reacondicionar. Si no podemos repararlos o son muy viejos los retiramos directamente y si conseguimos que funcionen nos encargamos de hacerlos llegar a ONG’s, centros de formación, asociaciones… que pudieran necesitarlos. Y con esto, Legiotek no obtiene beneficio económico alguno.

Desde aquí, animamos a nuestros clientes a que nos traigan sus equipos informáticos obsoletos o, al menos, los dejen en “puntos limpios”. Y lo mismo aconsejamos con los fungibles: no tiren a la basura los cartuchos de tinta, toner y CD’s, llévenlos a un punto limpio o tráiganlos a Legiotek para que los reciclemos…