Así es el apasionante mundo de las superlechugas de Toshiba

lechuga

No se nos ha ido la cabeza con el titular. Hemos escrito lechugas y sí, nos referimos a la planta herbácea protagonista indiscutible de nuestras ensaladas. Y es que lejos de las pantallas, los portátiles y los cables, la gigante Toshiba tiene otras inquietudes relacionadas nada más y nada menos que con el cultivo de lechugas. Y de espinacas… y hasta de acelgas. La compañía japonesa ha convertido así un antiguo recinto de Yokosuka, en el que fabricaba disquetes entre los años 80 y 90, en un esterilizado y limpio entorno para el cultivo interior de sabrosos vegetales que no necesitan ser lavados para su consumo.

Varios medios japoneses, entre ellos la fuente de esta noticia Quartz, fueron invitados a visitar las instalaciones hace unos días, gracias a lo cual hemos descubierto mucho más detalles de este verde proyecto.  

Según reconoce la propia firma, su idea con este cultivo es meterse de lleno en el negocio del cuidado de la salud, un segmento en auge que abarca desde equipamientos médicos avanzados hasta sistemas de cultivo como el que ahora nos ocupa, con los que se producen alimentos especialmente limpios y saludables. Además de dar de comer a Japón -con lo que también generará beneficios-, la compañía pretende sobre todo ser capaz de vender su sistema a países donde la agricultura la aire libre es complicada.

Toshiba, por tanto, no se limita a poner un recinto y dar respaldo de marca a este proyecto; se encarga de la iluminación, del sistema de desinfección del agua, de los equipos que generan energía y, cómo no, incluso pone las tablets que los trabajadores utilizan en su trabajo para el control de todas las operaciones. Las ‘habitaciones limpias’ en las que crecen los cultivos están altamente controladas, midiéndose parámetros como la presión del aire, la luz, la temperatura, la humedad, las bacterias o el polvo. Todo pensado y calculado para que estos vegetales no necesiten de pesticidas y por tanto no requieran ser lavados para su consumo.

Y esto es solo el principio. Aunque hace un año que Toshiba abrió su “granja” no comenzó a enviar sus primeras unidades hasta finales del mes de septiembre. Ahora, sin embargo, su producción es mucho más rápida (además de variada) y están estudiándose otros procedimientos como el control de diferentes tipos de luces LED y cómo esto afecta al sabor y hasta el poder nutritivo de los alimentos.

No es la primera firma japonesa que nos sale con aspiraciones de agricultora. Sony también anda metida en una historia similar (convirtió una fábrica cerrada de semiconductores localizada en Miyagi en una granja de lechugas que llevan extra de betacaroteno) y Fujitsu igualmente se animó a habilitar un recinto en Wakamatsu en el que produce lechugas bajas en potasio para la gente con trastornos renales crónicos. Sharp por su parte anda cultivando fresas en Dubai, y es que, al menos en el caso de Toshiba, se calcula que se pueden llegar a generar decenas de millones de dólares en ingresos anuales en este sector.

 Así es el apasionante mundo de las superlechugas de Toshiba

Quién sabe, puede que el futuro de la tecnología en términos de grandes ganancias esté aquí y no en los drones. Espera a que Amazon o Google se enteren…

Ordoño II, 39, entresuelo
24001 León
987 20 56 95

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies