Tapar la cámara web de tu ordenador: ¿paranoia o sentido común?

Webcam

Entre los usuarios normales de dispositivos tecnológicos suele haber la percepción de que las personas que cubren de alguna manera las cámaras de sus portátiles y ordenadores deberían estar en un pabellón mental, con un sombrero de papel aluminio hecho a medida. Sin embargo, es posible que al terminar de leer este artículo entiendas sus razones.

En el año 2009, un estudiante demandó a su escuela tras descubrir que ésta estaba utilizando los portátiles proporcionados a los estudiantes para fotografiarlos, cuando un funcionario de la escuela acusó al estudiante de comportamiento inadecuado en su hogar, citando como evidencia una fotografía del estudiante tomada con la webcam de su ordenador, acusándolo de manipular píldoras (en realidad eran caramelos). El estudiante fue acusado de vender drogas a sus compañeros por esa fotografía, y posteriormente inició una demanda contra la escuela. La investigación reveló que la escuela había recabado 56.000 fotografías de sus estudiantes sin su conocimiento o consentimiento, a través de este método. 

En el año 2013, las revelaciones de Edward Snowden sobre la NSA nos mostraron, entre otras cosas, que ésta tenía (tiene) en práctica programas que le permiten obtener acceso a las cámaras de los iPhones y Blackberries, así como una serie de herramientas que le permiten monitorizar a sus usuarios de manera remota, como Gumfish, un malware que permite al atacante vigilar a la persona a través del feed de video de su cámara web.

Programas de este tipo han sido usados desde los años noventa. Sin embargo, la noción de que alguien, sea una agencia gubernamental o un simple pervertido podría estar espiándote a través de la cámara web de tu equipo sigue siendo considerada conspiranoica.

Asegúrate de tener un buen antivirus

Al menos en el caso de virus comunes que se instalan a través de ejecutables o de enlaces infectados, un buen antivirus puede evitar muchos riesgos. No obstante, si la amenaza es mayor, como por ejemplo, si viene de tu colegio, universidad, empresa o gobierno, es fácil que un troyano sea añadido a una lista blanca y que el antivirus no lo detecte. De modo que confiar en el antivirus para librarte de todo mal probablemente no sea suficiente, pero es algo.

 

tapar tu cámara web

 

Soluciones de baja tecnología

Si tu ordenador tiene una cámara web externa, lo que sucede en la mayoría de los casos en lo que respecta a equipos de escritorio, la manera más simple y libre de fallos es desconectar el cable USB cuando no estés usando la cámara.

En aquellos casos en los que la cámara está integrada, como sucede con casi todas los portátiles, deshabilitarla de manera temporal o permanente es fácil. Cualquier adhesivo funcionará, de mejor o peor manera, para tapar la lente, e incluso existen una infinidad de opciones de “adhesivos de privacidad” (privacy stickers) que puedes comprar específicamente para este efecto. La EFF, de hecho, ofrece adhesivos para la cámara web con un adhesivo especial que es fácil de quitar y adherir nuevamente (sin contar con que, al comprarlos, estás contribuyendo con la lucha por la privacidad y contra la vigilancia masiva).

Por mucho que tomar esta precaución pueda parecerte excesivo, la realidad es que es algo demasiado fácil de hacer para justificar no hacerlo. Sobre todo, cuando las consecuencias pueden ser tan terribles como tener tu vida privada al alcance de la vista de cualquiera.

Ordoño II, 39, entresuelo
24001 León
987 20 56 95

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies