Quiero conexión a internet en mi segunda vivienda

Quiero conexión a internet en mi segunda vivienda

Varios clientes nos han preguntado cómo tener una conexión a internet decente en sus vacaciones. Este año las vacaciones van a ser un poco especiales: muchos no las tendrán y otros se irán a casa de sus familiares, a sus segundas residencias, a un camping en una caravana o a una casa de turismo rural. Este artículo va dirigido a los que van a salir de sus casas y necesitan una conexión a internet en la segunda vivienda durante un corto periodo de tiempo.

Quieres salir unos días de tu casa y en tu destino necesitas una conexión a internet decente porque llevas la tablet, el portátil, los teléfonos móviles de toda la familia e incluso quieres seguir viendo tus series favoritas en streaming en tu televisión.

Hay muchas opciones para disponer de una conexión a internet decente para toda la familia. Podrías plantearte poner una línea de fibra en tu segunda residencia: hay operadores que te ofrecen una segunda línea de fibra a mitad de precio (Movistar) e, incluso, hay operadores que no te exigen una permanencia (podrías dar de baja la línea pasado el primer mes).

Esta opción de poner una línea de fibra en tu segunda vivienda no la vamos a desarrollar en este artículo porque conlleva muchas “pegas”: solicitar un alta de línea en estos momentos supone una incertidumbre total para el cliente. Todos los operadores van a tardar días, incluso semanas, en instalarla en tu residencia. Y se van a presentar en cualquier momento, así que tienes que estar en tu segunda residencia pendiente de la visita del instalador sin saber cuándo va a aparecer. 

Otra “pega” es que solicitar la baja de esa línea no es tan sencillo como te lo venden los operadores: hay que enviar documentación, hay que devolver el router, etc y te puedes encontrar con que te pueden cargar algún gasto “extra” imprevisto o pagar algún mes de más.

Además, muchos de vosotros no vais a iros a una segunda residencia. Algunos os iréis a una casa rural, otros a una caravana en un camping y otros a la casa de los abuelos en el pueblo.  En estos casos el dar de alta una línea de fibra no tiene sentido.

En este artículo nos vamos a centrar en la conexión a internet en la segunda vivienda empleando una línea de teléfono móvil, es decir: compartir los datos de una línea móvil entre toda la familia. Podríamos usar una de las líneas de móvil que ya tengamos, solicitando a nuestro proveedor más “gigas” en esa línea, y utilizando nuestro teléfono móvil como router para compartir esos datos (lo que en inglés se llama “tethering”) pero esta solución (aunque es la más económica) nos va a dar muchos problemas: hay que activar esa opción en nuestro móvil cada vez que la usemos, tiene poca cobertura de señal wifi, no puedes conectar más de 5 dispositivos, la velocidad es baja, etc.

En Legiotek ofrecemos a nuestros clientes la opción de comprar un router Mifi o un router 4G y comprar una línea adicional de datos 4G que no tenga permanencia. Estos routers son aparatos en los que introduces una tarjeta SIM de un teléfono móvil y crean una red wifi de forma muy sencilla. Esta opción es similar a compartir los datos de nuestro teléfono móvil pero empleando un aparato (el router) que es más estable y que libera a nuestro móvil de ese trabajo. 

La diferencia entre un router Mifi y un router 4G es que el primero es una cajita muy pequeña que puedes llevar a cualquier parte porque tiene una batería interna y el segundo es un aparato más grande, con antenas, y que hay que enchufar a corriente eléctrica. Otras diferencias a considerar (muy importantes): el router Mifi tiene una cobertura de señal wifi muy baja y admite muy pocos dispositivos conectados, mientras que el router 4G da una cobertura wifi muy amplia (como la del router de tu vivienda habitual) y admite muchos dispositivos conectados (varios teléfonos móviles, tablets, ordenadores, televisores, etc).

Y otra cosa muy importante a tener en cuenta: una línea de datos móvil la recibes en tu casa al día siguiente de comprarla (recibes una tarjeta SIM como la de tu móvil). Y una vez terminado el periodo estival puedes dar de baja esa línea de forma muy sencilla.

Ahora vamos a ver qué línea móvil de datos adquirir:

Lo primero que tienes que hacer es hablar con tu operador habitual para comprobar qué ofertas tiene al adquirir una segunda línea móvil, ver cuántos gigas de datos te ofrece y confirmar si esa línea tiene permanencia (si estás obligado a tener esa segunda línea durante un tiempo).

También es importante comprobar si el operador al que vas a comprar esa línea móvil tiene cobertura 4G en tu residencia de destino. En las webs de los proveedores verás los mapas de cobertura. Es muy importante que en tu destino haya cobertura 4G ó 4G+ porque si no la hay la velocidad de conexión a internet baja muchísimo y se nota más cuando están conectados varios equipos a tu router. No hablamos de cobertura 5G porque todavía es muy escasa y porque los router 5G son carísimos.

En el mercado te puedes encontrar con infinidad de ofertas: hay muchos operadores y hay muchas opciones.  Hay operadores que te ofrecen datos infinitos pero te informan que no puedes usarlos en routers (Vodafone), hay ofertas que te regalan un montón de gigas en el verano (fi.network), incluso hay tarifas que te “guardan” los gigas que no gastas en un mes para el mes siguiente…

En Legiotek te ayudamos a encontrar la tarifa de datos que mejor se adapte a tus necesidades y te configuramos el router que tú quieras.  Puedes tener una conexión a internet en la segunda vivienda en un par de días…

Ordoño II, 39, entresuelo
24001 León
987 20 56 95

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies